Odisea Digital

El blog de Carlos Otero Barros

El mito del valor de las ideas

Mito: "las ideas no valen nada"

Carlos Otero Barros

Métricas
Nivel Avanzado
Validez Actual
Publicado 08/09/2015
Comparte

follow us in feedly

Add to Flipboard Magazine.

Los emprendedores tendemos a defender nuestras ideas de las miradas ajenas, porque nos ha costado parirlas o porque creemos haber dado con la piedra filosofal. Hemos visualizado mentalmente el éxito de nuestra idea de negocio y, como mucho, la exponemos a inversores porque necesitamos un empujoncito financiero que la active.

Pero seguramente ya lo has oído antes en el ecosistema inversor: “las ideas no valen nada”. Es un meme que circula en los foros de inversión y que se usa con ligereza por parte de diletantes y pseudoinversores para marcar su territorio y disuadir al emprendedor entusiasta del dinero ajeno o ridículizar al excesivamente celoso de exponer en público su piedra filosofal.

Para acabar de explicarse muchos inversores añaden que lo único importante es la “capacidad de ejecución de una idea”, no la idea en sí misma.

Ambas afirmaciones son del todo gratuitas y exageradas. Por supuesto las ideas tienen un valor crucial para el éxito de una empresa, de no ser así las patentes no habrían tenido el éxito que han demostrado tener históricamente. Es indudable también que una gran idea de negocio necesita ejecución para expresarse en forma de ingresos y que no todos los equipos emprendedores están a la altura de la idea que han tenido.

No me encontrarás entre diletantes y pseudoinversores así que te propongo que pongamos precio a las ideas, que cuantifiquemos el asunto de algún modo para no trivializarlo. Un método sencillo es el propuesto por el inversor Derek Sivers, que afirma que el valor de las ideas resulta de multiplicar su calidad (unicidad, originalidad, valor) por el nivel de ejecución de la misma que demuestren los autores de la misma.

Derek propuso valorar la calidad de las ideas según una escala lineal como la siguiente.

CALIDAD FACTOR
Mala (awful) -1
Débil (weak) 1
Regular (so-so) 5
Buena (good) 10
Muy buena (great) 15
Genial (brilliant) 20

En cuanto al nivel de ejecución planteó la escala exponencial siguiente.

NIVEL DE EJECUCIÓN FACTOR
Ninguno (no) 1$
Débil (weak) 1k$
Regular (so-so) 10k$
Bueno (good) 100k$
Muy bueno (great) 1M$
Excelente (brilliant) 10M$

De este modo, multiplicando ambos factores, obtenemos un mapa visual que permite estimar el valor de las ideas de negocio,

EJECUCIÓN → Ninguna Débil Regular Buena Muy buena Excelente
CALIDAD ↓ 1$ 1k$ 10k$ 100k$ 1M$ 10M$
Mala -1 -1$ -1k$ -10k$ -100k$ -1M$ -10M$
Débil 1 1$ 1k$ 10k$ 100k$ 1M$ 10M$
Regular 5 5$ 5k$ 50k$ 500k$ 5M$ 50M$
Buena 10 10$ 10k$ 100k$ 1M$ 10M$ 100M$
Muy buena 15 15$ 15k$ 150k$ 1,5M$ 15M$ 150M$
Genial 20 20$ 20k$ 200k$ 2M$ 20M$ 200M$

Así, una idea débil con una ejecución regular no alcanza a valer más que 10.000$ para Derek, mientras que una idea genial con una ejecución excelente puede llegar a valer 200M$.

Seguramente se puede argüir que esta aproximación de Derek Sivers es arbitraria y una sobresimplificación de la realidad, al fin y al cabo no tiene un desarrollo teórico que la sustente. Pero, te guste o no, así se percibe la realidad desde la orilla inversora, puesto que allí el factor imperante es el miedo a perder el dinero invertido en tí.

El hecho de que el grado de ejecución crezca exponencialmente refleja ese miedo tremendo a perder la inversión. Cuanto más y mejor hayas ejecutado tu idea antes de pedir dinero, más fácilmente lo conseguirás, puesto que menor será la incertidumbre sobre el riesgo de perder el dinero invertido.

Así que estás en tu derecho al exigir un acuerdo de confidencialidad o NDA (Non–Disclosure Agreement) cada vez que te presentes a un foro de inversores y a esperar transparencia y reciprocidad en el nivel de información ofrecido por cada una de las partes. Sin embargo es importante que entiendas que una magnífica idea no basta para recabar financiación y que lo que espera el público inversor son tres pruebas definitivas:

  • Pruebas fehacientes de que el mercado valora la idea como buena y paga por ella.
  • Pruebas fehacientes de que el mercado potencial tiene un tamaño muy grande y no es simplemente un nicho con el que hayas dado por casualidad.
  • Un equipo emprendedor comprometido, equilibrado y con capacidad (conocimiento, competencias) para escalar la idea a ese gran mercado.

Si eres un emprendedor novel con poca experiencia déjame que te aclare que los puntos 1 y 2 suponen que hayas hecho ventas serias y recurrentes, que experimentes tracción (fuerte demanda) y que cuentes con pruebas empíricas de que el tamaño del mercado es verdaderamente grande (cientos o miles de millones de euros). Es decir, fehaciente no es un término laxo, es toda una prueba de éxito económico de tu idea.

Por último, si puedes mostrar las pruebas fehacientes de los puntos 1 y 2 ten verdadero cuidado de exigir un NDA y de controlar con esmero sus cláusulas y hasta dónde cuentas los detalles de tu idea, ya que los inversores buitre, excitados por el éxito demostrado, pueden sentir la tentación de replicar la idea con otro equipo con más capacidad de ejecución que el tuyo. Te dejo un par de ejemplos para que sepas que estas cosas ocurren.

Me han plagiado el negocio: acusan a un inversor de sabotear a una ‘startup’ española

‪Flipando al descubrir que un corporate ha «copiado» una startup que pasó por su aceleradora, tras descartar invertir en ellos. #error

follow us in feedly

Add to Flipboard Magazine.

Comparte

¿Te ha gustado? Ayúdame a difundirlo a otros potenciales lectores
Add to Flipboard Magazine.

Comenta

Deja aquí tu comentario

Comentarios

Hay 5 comentarios sobre
El mito del valor de las ideas
  1. Javier Represas

    La hipóteses de Sivers está claramente sesgada por la vinculación que de manera inequívoca realizan todos los inversores y en general todo el mundillo de las startups en la que idea y ejecución serán llevadas a cabo por el mismo equipo: autor y promotor.

    Y después de escribirte aquí siete párrafos, los he convertido en artículo y te dejo aquí el enlace. Enhorabuena por tu exposición, no sólo pone de manifiesto una verdad como un templo, sino que de forma clara y valiente nos invitas al debate. Abrazos.

    https://zaqueo.wordpress.com/2015/10/15/tu-idea-vale-lo-que-seas-capaz-de-generar-con-ella/

    Responder
    1. Carlos Otero Barros Autor del artículo

      Como ya comentamos en Facebook, genial aproximación la que propones, poniendo en duda el modelo general de business angel investing. Me genera inquietud y ganas de profundizar. Muchas gracias.

      Responder
  2. jmarior

    Me encantó el artículo. Ahora espero otro que me indique, si tengo ideas ¿a dónde debo ir a buscar a los inversores?

    saludos
    jmarior

    Responder

Odisea Digital

El blog de Carlos Otero Barros

El autor
Quién soy
Flipboard
Flipboard