Odisea Digital

El blog de Carlos Otero Barros

Cuánta TIR tienes que ofrecer a tu business angel

Descubre por qué Silicon Valley sólo invierte en empresas fuertemente escalables

Carlos Otero Barros

Métricas
Nivel avanzado
Validez actual
Publicado 15/09/2015
Comparte

follow us in feedly

Add to Flipboard Magazine.

Hay un momento, durante la elaboración del plan de negocio de cualquier startup, en el que alguien lanza la fatídica pregunta desde detrás de la pantalla de su laptop: “la TIR me sale del 80%, ¿será suficiente?”. Por supuesto se refiere a si será suficiente para enamorar business angels, que es el propósito fundamental para el que hacemos planes de negocio estos días.

En realidad, la pregunta de cuánta TIR es necesaria para despertar el interés de inversores tempranos no es tan difícil de responder. En este artículo doy respuesta clara al asunto y te adelanto que el valor resultante te va a sorprender.

Qué representa la TIR de una startup

Pocos conceptos han sido tan deficientemente difundidos en Internet como la TIR (Tasa Interna de Retorno) o el VAN (Valor Actualizado Neto) de una inversión. He revisado los 20 primeros resultados en español de Google y la mayor parte de lo que encuentro son pseudotraducciones del inglés que incurren en errores de bulto o resultan por completo incomprensibles. Una búsqueda por los términos anglosajones equivalentes, IRR (Internal Return Rate) y NPV (Net Present Value), arroja resultados muy similares.

La más frecuente definición de TIR encontrada reza más o menos así: “la TIR es la tasa de descuento que hace cero el VAN de una inversión”. Una definición que dejará in albis a cualquiera que no tenga una sólida base finaciera, digamos al 90% de los emprendedores.

Sin embargo el concepto de TIR tiene un origen práctico que resulta sencillo entender: comparar mentalmente una inversión cualquiera con la inversión más segura y común del mercado, el depósito de dinero a plazo fijo en un banco.

Como sabes, cuando depositas dinero en una cuenta de plazo fijo incrementas tu capital con unos intereses anuales, que se calculan multiplicando dicho capital por una tasa o porcentaje de interés nominal. El segundo y posteriores años el capital se ve además incrementado por los intereses cobrados en el pasado, de modo que, aunque la tasa de interés sea fija, cada año cobrarás más intereses.

Por ejemplo, la tabla siguiente muestra lo que ocurre con 50.000 euros cuando los depositas en una cuenta a plazo fijo con un interés anual del 4% durante 3 años.

INICIAL TRAS AÑO 1 TRAS AÑO 2 TRAS AÑO 3
% Interés 4% 4% 4%
Intereses 0 € 2.000 € 2.080 € 2.163 €
Capital 50.000 € 52.000 € 54.080 € 56.243 €

Esta antigua técnica bancaria se denomina interés compuesto, y nos ayuda a mantener nuestro dinero a salvo de su devaluación inflacionaria. Además tiene una gran ventaja para el inversor: el riesgo de perder el capital inicial es casi nulo… bueno, eso pensábamos hasta que la crisis de 2008 nos ha recordado que no hay nada seguro en el mercado financiero.

Entonces la TIR de tu startup es la tasa de interés que tendrías que pagar a tus inversores si, en vez de ser un negocio de altísimo riesgo, fueses un simple depósito bancario. En otras palabras,

la TIR es la tasa de interés de un imaginario depósito de plazo fijo que diese exactamente la misma rentabilidad que tu startup.

Los depósitos bancarios suelen ofrecer tasas de interés muy bajas, que compensen tan sólo ligeramente la devaluación del capital que produce la inflación. No ofrecen más tasa de interés porque –supuestamente– mantedrán a salvo nuestro capital de manera segura. Digamos que lo que no nos dan en intereses nos lo dan en tranquilidad.

Pero un inversor algo más ambicioso tiene otras alternativas en el mercado financiero, cada una de ellas menos segura que la anterior y –por tanto– compensada con una TIR mayor. Por ejemplo, puede invertir su dinero en:

  • un hedge fund, que le ofrecerá una TIR de aproximadamente el 10%,
  • en un fondo de inversión que siga el índice bursátil del IBEX, que podrían ofrecerle una TIR entre el 5 y el 7%, o
  • en tu startup, que le ofrece una TIR del… ¡vaya! esa era la pregunta a la que teníamos que dar respuesta.

Volvamos al ejemplo de los 50.000 € depositados. Si un business angel los hubiera puesto en tu startup y al cabo de 3 años vendiese su participación por 56.243 €, la evolución de su dinero sería como sigue.

INVERSION REPARTO
BENEFICIO
AÑO 1
REPARTO
BENEFICIO
AÑO 2
DESINVERSIÓN
AÑO 3
TIR
50.000 € 0 € 0 € 56.243 € 4%

Como ves, evoluciona de manera distinta a un plazo fijo durante 3 años, pero devuelve la misma plusvalía que el plazo fijo al 4%.

El cálculo de la TIR no es cosa que puedas hacer a mano ni analíticamente, No se realiza mediante una fórmula sino un algoritmo recursivo. Sin embargo tu hoja de cálculo preferida ya incorpora una función TIR o IRR por defecto, así que puedes calcular la TIR de cualquier escenario de crecimiento empresarial sin más que usarla.

La TIR del portfolio del business angel

Para estimar cuánta TIR es necesaria para que un business se enamore de tu startup es necesario entender antes el nivel de riesgo que está dispuesto a admitir. Como ocurría con los hedge funds y los fondos de inversión, cuanto más riesgo asuma, más TIR te exigirá.

Una forma habitual de hacer patente el grado de riesgo de los business angels es indicar su ratio de éxito, esto es, cuántas startups en las que invierten salen adelante y devuelven –al menos– lo invertido. El ratio de éxito habitual es un dato no muy bien establecido. Se suele citar genéricamente un ratio 1:10 pero muchos business angels lo reducen a 2:10 o incluso 3:10. Es complicado establecerlo limpiamente, ya que no todas las startups fracasan al mismo tiempo ni de la misma manera. Algunas queman todo el capital y terminan en situación de incapacidad para devolver nada. Otras, en cambio, cierran dejando algún activo cuyo valor de mercado ha de establecerse con el paso del tiempo… complicado.

Pero en este artículo voy a tomar como ratio el más extremo que conozco, 1:20, citado por David Rose en su reciente libro Angel Investing: The Gust Guide to Making Money and Having Fun Investing in Startups, como el ratio de éxito de su portfolio en Silicon Valley. Un ratio 1:20 significa que actualmente sólo 1 de cada 20 inversiones en startups sale adelante en el espacio de inversión tecnológica americano.

Como el riesgo es alto y nadie tiene la varita mágica para saber qué startup irá bien y cuál mal, los business angels profesionales se aproximan al emprendimiento con una mentalidad estadística: reclutan un número suficiente de startups prometedoras y estiman la TIR de portfolio, TIR de cartera o TIR de inversor, es decir, la TIR de la inversión agregada de todas las startups en las que participarán.

En la práctica

es habitual que los business angel busquen una TIR de portfolio del 25-30%.

Como casi todo en el mundo financiero, esa banda 25-30% no es fortuita sino que tiene una explicación puramente emocional. Podríamos resumirlo como: “ya que me voy a arriesgar mucho invirtiendo en startups, que no me quede pillado mucho tiempo (3 años) y que, al menos duplique el dinero que invierto”. Efectivamente,

una TIR del 26% equivale a duplicar el capital invertido en 3 años.

Los humanos cedemos muy fácilmente a la tentación de los números redondos…

Por supuesto, no hay bancos que ofrezcan una tasa de interés del 26%. De no ofrecer rentabilidades desmedidas como ésta, no habría inversores dispuestos a financiar proyectos no validados, como suelen ser los de toda startup que comienza.

Para afianzar conceptos hagamos un simple ejercicio de ejemplo. Veamos qué ocurre si un business angel invierte en 20 startups un capital estándar de 50.000 € a la espera de un TIR de portfolio del 26% al cabo de 3 años.

Primeramente, tienes que entender que tú ves la situación como unos escasos 50.000 €, en cambio tu business angel la ve como el riesgo de perder 1 M€, que es lo que resulta de multiplicar 50.000 € x 20. Invertido ese capital en el portfolio –y suponiendo que los hados estadísticos estén de su parte– recuperará 2 M€ al cabo de 3 años. La tabla financiera siguiente resume cómo evolucionará el escenario.

INVERSION REPARTO
BENEFICIO
AÑO 1
REPARTO
BENEFICIO
AÑO 2
DESINVERSIÓN
AÑO 3
TIR
1.000.000 € 0 € 0 € 2.000.000 € 26%

La TIR que ha de ofrecer tu startup

A nuestro business angel le ha ido bien, ha duplicado su capital en sólo 3 años, Pero recordemos que, de las 20 startups en que invirtió, 19 quemaron sus 50.000 € y ahora son incapaces de devolverlos. En concreto, 950.000 € se han ido por el desagüe.

¿Y qué ha sido de la única startup exitosa? Pues tiene un verdadero reto por delante para satisfacer a su business angel: ha de devolver sus 50.000 €, más los 950.000 € quemados por sus compañeras de portfolio, más la plusvalía que resta hasta los 2 M€ del objetivo. Veámoslo de nuevo con una tabla financiera y obtengamos la TIR que tiene que ofrecer esta startup.

INVERSION REPARTO
BENEFICIO
AÑO 1
REPARTO
BENEFICIO
AÑO 2
DESINVERSIÓN
AÑO 3
TIR
50.000 € 0 € 0 € 2.000.000 € 242%

¿Cómo lo ves ahora? Yo diría que tu flamante TIR del 50% o del 100% palidece frente a este 242%.

Bueno, al menos tenemos ya respuesta a la pregunta que planteaba el artículo:

A un business angel con ratio de éxito 1:20 y TIR del 26% en su portfolio, tienes que ofrecerle una TIR del 242% en tu startup.

Scalable or nothing

Una consecuencia directa de todo lo anterior es que la startup sobreviviente está obligada a realizar un crecimiento desaforado durante los 3 primeros años, algo que sólo está al alcance de compañías con modelos de negocio fuertemente escalables y seriamente exitosos.

¿Es entonces imposible ser invertido por un business angel profesional si no tienes un negocio fuertemente escalable? La respuesta debería ser un contundente , es como mínimo improbable, aunque sometida a las condiciones de contorno que hemos impuesto en el artículo, es decir, siempre y cuando los business angels a los que te presentes:

  • quieran conseguir alrededor de un 26% de TIR en conjunto,
  • quieran salir de las startups en las que entran en sólo 3 años,
  • tengan una tasa de éxito tan baja como 1:20.

En este escenario, una startup que prometa tener éxito a un ritmo mucho más lento no es atractiva, no resuelve la enorme ineficiencia que supone el ratio de éxito 1:20 que parece mostrar el ecosistema startup-angel actual. En otras palabras: una startup que no prometa una escalabilidad fuerte no será capaz de pagar los platos rotos de las otras 19 aunque tenga éxito, por tanto no resuelve, no interesa.

No cabe duda de que,

el ratio 1:20 introduce un sesgo en favor de las startups fuertemente escalables en el mercado de la financiación de startups

dejando las más lentas huérfanas de inversores.

Me queda una duda, seguro que a tí también: ¿cómo hacemos compatible estas verdades matemáticas con la experiencia diaria, donde encontramos business angels invirtiendo en startups que ofrecen TIR del 60% o el 80%?

Es una magnífica pregunta, pero su respuesta requiere mucho más tiempo y esfuerzo. De hecho merece una respuesta en forma de herramienta, que próximamente compartiré.

follow us in feedly

Add to Flipboard Magazine.

Comparte

¿Te ha gustado? Ayúdame a difundirlo a otros potenciales lectores
Add to Flipboard Magazine.

Comenta

Deja aquí tu comentario

Comentarios

Hay 7 comentarios sobre
Cuánta TIR tienes que ofrecer a tu business angel
  1. Pingback: ¿Es tu startup invertible? | Zaqueo Inversiones, S.L.

  2. Pingback: ¿Es tu startup invertible? - Odisea Digital

  3. Pingback: Cuánta TIR tienes que ofrecer a tu busin...

  4. Ramón Sas

    El problema es que cuando un emprendedor confecciona su BP, tiene el cuenta una T.I.R. que pueda resultar atractiva para el inversor, pero lógicamente no tiene en cuenta el ratio del 1:20 o incluso el 1:10. Creo que nadie, salvo excepciones, puede pensar en ofrecer una T.I.R. tan elevada. Como bien comentas se suele mover entre el 25 y el 35% y ya nos parece atractiva.

    Responder
    1. Carlos Otero Barros Autor del artículo

      Pues volveremos a comentar sobre el tema un poco más adelante Ramón. El caso es que esto es un ejercicio matemático, poco nos podemos fiar aquí de nuestros gustos o intuiciones. Si como business angel tienes un ratio de éxito tan malo como 1:10 y no descartas startups que tengan crecimientos fuertes (TIR altas, por tanto) vas a perder dinero inexorablemente. Si tu ratio es 1:20… ya no te cuento.
      En un post artículo posterior comentaré sobre la ratio, que es la madre del cordero, porque en la realidad las inversiones no son binarias. Es posible que sólo 1 de 10 o de 20 sobrevivan, pero muchas de las que no siguen adelante devuelven algo de la inversión o dejan activos que se pueden revender. Ese matiz es importante.
      Gracias por comentar.

      Responder

Odisea Digital

El blog de Carlos Otero Barros

El autor
Quién soy
Flipboard
Flipboard